Menu Xerais

A movida e o Vigo dos 80 en fotografías: hoxe preséntase «Vigo, a explosión dos ’80», de Víctor de las Heras

A xornalista Ana Baena publicou no Atlántico unha reportaxe sobre Vigo. A explosión dos ’80, de Víctor de las Heras, que se presenta hoxe xoves 1 de decembro, ás 20:30 horas no Auditorio Municipal do Concello de Vigo, na Praza do Rei, e que contará coa presenza do ex alcade Manoel Soto, do sindicalista Antonio Sangabriel, do músico Nicolás Pastoriza, do xornalista Fernando Franco, e do director de Xerais Manuel Bragado.

 

Los 80, cuando todo era posible en Vigo con dos hombreras

Víctor de las Heras presenta su libro sobre los 80 en Vigo cuando se cumplen 25 años de “Madrid se escribe con V de Vigo”

La década de los 80 está demostrando que fue tanto o más importante que los dorados 60. O por lo menos en Vigo. Si hace unos días era el periodista musical Emilio Alonso quien presentaba “Vigo a 80 revoluciones por minuto”, esta semana le toca la vez al también periodista y fotógrafo, Víctor de las Heras.

Siniestro Total en Lepanto bajo el polémico “Scalextric”.Hablará sobre su libro “Vigo. A explosión dos 80”, mañana, a las 20.30 horas, en el auditorio municipal del Concello, acompañado por protagonistas del momento como el ex-alcalde Manoel Soto (“el de la Movida”), el músico Nicolás Pastoriza o Antonio Sangabriel, un sindicalista histórico del metal.

Su propuesta es un recorrido por la crónica social, las movilizaciones reivindicativas y la Movida de cuatro años (de 1983 a 1987), donde las hombreras eran sinónimo de modernidad. Cientos de imágenes, repartidas en 241 páginas. Fotografías que hablan por sí solas de una época que situó a esta ciudad en el mapa. Recogen las visitas de Miguel Ríos, Cicciolina, Stiv Bators, Alaska o recuperan a auténticas almas de la ciudad como el vendedor de periódicos Castro, el celtista Cordobés, la punk Amada o la incalificable Karina Falagán. Pero también hay escenas de las manifestaciones por la reconversión o la actividad nocturna de la Movida con grupos como Siniestro Total, Os Resentidos, Aerolíneas Federales o Moncho Mailos Sapoconchos.
“El criterio que primó en la selección de imágenes fue la calidad, aunque también alguna adquirió valor por el personaje”, afirmó De las Heras. De todas ellas, el autor elige la del trabajador que hace frente a un policía armado: “Es como un duelo, donde contra el Cicciolina, en 1987.escudo se defiende con la fuerza de la mirada”.
De aquel Vigo, el fotógrafo reconoce que “sigue el carácter proletario, pero en cuanto a la Movida ahora hay mucha mayor oferta”. Pese al cambio de los tiempos y al mayor rigidez en los códigos, no considera que ninguna de sus fotos pudiera ser censurada en la actualidad, incluyendo el striptease de Alberto Comesaña en Castrelos o la intromisión en los vestuarios del Celta, aunque reconoce que “ahora no sería políticamente correcto que Felipe González apareciese fumando como en la imagen de su visita a Vigo”.

Famosos, manifestantes, glamour, todo pasó por su objetivo, pero fue con el reportaje en Alborada para la desintoxicación donde sintió una mayor implicación: “Detrás de la cámara siempre hay una persona con sentimientos”. En el campo de la social, le resultó especialmente duro el paso por la cárcel y el caso del recluso más veterano: “Se vistió con su uniforme de la marina mercante para que lo retratase; estaba orgulloso; entre rejas era importante, le respetaban; pero cuando salió se convirtió en un marginado más”.

“Vitín” como es conocido por los amigos nació en Vigo en 1953. Se licenció en Ciencias de la Información. No descubrió el mundo del reportero gráfico hasta cumplir los 30. “Antes de ser fotógrafo, hacía fotos con la mente y recuerdo una imagen en Brasil, donde un negro se quedó dormido sobre una bicicleta de noche; esa es la instantánea que siempre quise hacer y por la que supuso el empujón final”. Lleva publicando fotos desde 1983.

Ana Baena

Comentarios pechados