Menu Xerais

Unha linguaxe rica e unha prosa áxil para levar ao lector ata as mulleres invisibles do século XIX: «Os corpos invisibles», de Emma Pedreira. Anotación no blog de Gálix

O blog de Gálix, a Asociación Galega do Libro Infantil e Xuvenil, publicou na súa sección: Este libro encantoume, correspondente ao mes de marzo de 2020unha reseña  do libro: Os corpos invisibles, de Emma Pedreira, publicado por Xerais na colección Fóra de Xogo. O libro gañou o Premio Jules Verne de Literatura Xuvenil, 2019 – Premio Fervenzas Literarias ao Mellor Libro Xuvenil do 2019.

 

Este libro encantoume: Os corpos invisibles, de Emma Pedreira

 

Me aproximo a Os corpos invisibles (Los cuerpos invisibles) como parte de mi trabajo: leer obras que les pueda recomendar a mis alumnos y alumnas. Devoro el libro en una tarde gris de Navidad y me dejo ir a través de las palabras de Emma Pedreira hasta una tarde, también gris, del siglo XIX. Las calles polvorientas de la Revolución industrial descritas en las primeras páginas te sitúan y te llenan de la misma ceniza que cubre a la protagonista, Loretta, el  cuerpo invisible más evidente escondido bajo una funda de trabajo y una gorra.

El otro cuerpo invisible es Prometea, ni joven ni vieja, ni bonita ni desagradable, ni muy millonaria ni muy pobre, pero invisible. Su invisibilidad no le permite sobresalir en el  mundo de hombres que la rodea. Prometea encarna el mito clásico siendo la encargada de darle luz a Loretta para que salga de su invisibilidad.

Con un lenguaje rico y una prosa ágil, Emma Pedreira, nos va llevando de la mano de Prometea  y de Loretta hasta otras mujeres, también invisibles en su tiempo: Charlotte Brontë, Emily Brontë, Aphra Behn, Ada Lovelace, Jane Austen, George Eliot (Mary Ann Evans), Cristina Rosseti e Mary Shelley.

El juego conceptual es maravilloso y está perfectamente tejido. Un triángulo de invisibilidades que se complementa: Loretta trabajadora desde los siete años en una fábrica, esconde su cuerpo para parecer un niño y así escapar de los abusos de los hombres; Prometea, con un cuerpo inútil en una mente maravillosa, va sustituyendo sus partes inservibles por trozos de cuerpos de escritoras a las que admiraba, ellas son el tercer ángulo, en el que destaca un homenaje a Mary Shelley, madre del moderno Prometeo.

La obra, ganadora del Premio Jules Verne de Literatura Xuvenil en el 2019, está publicada en la Colección Fóra de Xogo de Xerais. Me gustaría que esto no fuese motivo de rechazo para  lectores que no se consideren “juveniles”, porque sería una pena que las etiquetas hiciesen de esta obra un cuerpo invisible.

Este libro me encantó, porque dejó poso en mí.

“Porque a cultura é todo iso que queda como un pouso despois de esquecer todos os libros que lemos” (“Porque la cultura es todo eso que queda como un poso después de olvidar todos los libros que leímos”) pág. 23, Os corpos invisibles, Emma Pedreira.

Raquel Castro

Comentarios pechados